martes, 22 de mayo de 2018

Finalista en un premio de relatos a nuestro alumno Antonio Sánchez Martín de 2º Bach. S-B


Esta es la última página de un espléndido relato premiado merecidísimamente con una cuidada publicación. Ha sido finalista en el XVI certamen de relatos cortos Memorial sor Aguilar.



lunes, 5 de febrero de 2018

¿Realismo, Modernismo o 98ismo?

TEXTO I 
Fijose en las casas del barrio de las Virtudes, pues las habitaciones de los pobres le inspiraban siempre cariñoso interés. Las mujeres mal vestidas que salían a las puertas y los chicos derrotados y sucios que jugaban en la calle atraían sus miradas, porque la existencia tranquila, aunque fuese oscura y con estrecheces, le causaba envidia. Semejante vida no podía ser para ella, porque estaba fuera de su centro natural. Había nacido para menestrala; no le importaba trabajar «como el obispo» con tal de poseer lo que por suyo tenía. Pero alguien la sacó de aquel su primer molde para lanzarla a vida distinta; después la trajeron y la llevaron diferentes manos. Y por fin, otras manos empeñáronse en convertirla en señora. La ponían en un convento para moldearla de nuevo; después la casaban..., y tira y dale. Figurábase ser una muñeca viva, con la cual jugaba una entidad invisible, desconocida, y a la cual no sabía dar nombre.

TEXTO II
"No puede ver el mar la solitaria y melancólica Castilla. Está muy lejos el mar de estas campiñas llanas, rasas, yermas, polvorientas; de estos barrancales pedregosos; de estos terrazgos rojizos, en que los aluviones torrenciales han abierto hondas mellas; mansos alcores y terreros, desde donde se divisa un caminito que va en zigzag hasta un riachuelo. Las auras marinas no llegan hasta esos poblados pardos de casuchas deleznables, que tienen un bosquecillo de chopos junto al ejido (...)Estos labriegos secos, de faces polvorientas, cetrinas, no contemplan el mar; ven la llanada de las mieses, miran sin verla la largura monótona de los surcos en los bancales. Estas viejecitas de luto, con sus manos pajizas, sarmentosas, no encienden cuando llega el crepúsculo una luz ante la imagen de una Virgen que vela por los que salen en las barcas; van por las callejas pinas y tortuosas a las novenas, miran al cielo en los días borrascosos y piden, juntando sus manos, no que se aplaquen las olas, sino que las nubes no despidan granizos asoladores. "

TEXTO III

Concha me llamaba desde el jardín, con alegres voces. Salí a la solana, tibia y dorada al sol mañanero. El campo tenía una emoción latina de yuntas, de vendimias y de labranzas. Concha estaba al pie de la solana: - ¿Tienes ahí a Florisel?  
- ¿Florisel es el paje?
- Sí. 
- Parece bautizado por las hadas. 
- Yo soy su madrina. Mándamelo.
- ¿Qué le quieres?  
- Decirle que te suba estas rosas.   
Y Concha me enseñó su falda donde se deshojaban las rosas, todavía cubiertas de rocío, desbordando alegremente como el fruto ideal de unos amores que solo floreciesen en los besos: 
- Todas son para ti. Estoy desnudando el jardín.  
Yo recordaba nebulosamente aquel antiguo jardín donde los mirtos seculares dibujaban los cuatro escudos del fundador, en torno de una fuente abandonada. El jardín y el Palacio tenían esa vejez señorial y melancólica de los lugares por donde en otro tiempo pasó la vida amable de la galantería.

TEXTO IV

Era un aire suave, de pausados giros;
 el hada Harmonía rimaba sus vuelos,
 e iban frases vagas y tenues suspiros 
entre los sollozos de los violoncelos. 
Sobre la terraza, junto a los ramajes, 
diríase un trémolo de liras eolias 
cuando acariciaban los sedosos trajes, 
sobre el tallo erguidas, las blancas magnolias. 
La marquesa Eulalia risas y desvíos 
daba a un tiempo mismo para dos rivales:
 el vizconde rubio de los desafíos 
y el abate joven de los madrigales.

miércoles, 24 de enero de 2018

Un resumen de lo recientemente explicado en sintaxis 2º de bachillerato


 ORGANIZACIÓN Y ESTRUCTURA DE LAS ORACIONES
Consideramos la oración desde tres puntos de vista: sintáctico, semántico y fónico.

a. Semántico

La oración comunica un sentido completo. Algunos elementos de la oración pueden ser omitidos, pero están presentes en la conciencia del emisor y del receptor. La oración es la expresión de una realidad abarcable y, por lo tanto muestra el plano de la sustancia (normalmente atribuido al sujeto) y el plano de la acción (que está expresado por el predicado). Cuando la sustancia está implícita en el predicado encontramos oraciones impersonales. Nuestra comprensión sólo puede abarcar realidades que podemos insertar en estos dos ejes (sustancia y tiempo) por eso el concepto de ubicuidad o de eternidad nos son tan difíciles de asimilar absolutamente.

b. Sintáctico
Oración es la unidad estructural dotada de significación que no pertenece a otra unidad lingüística superior. Sus constituyentes son el sujeto y el predicado. La función de sujeto la desempeña un SN y la de predicado un SV. El núcleo del sujeto y el verbo deben concordar, es decir, deben coincidir en número y persona.


c. Fónico
La lengua hablada marca la unidad oracional con unos signos fónicos que indican que el mensaje ha terminado: el cambio de entonación y las pausas son fundamentales. La oración es, pues, una unidad de entonación y, por muy extensa que sea aquélla, esta unidad no se deshace.


Clasificamos las oraciones desde dos puntos de vista:

a. Según la intención del hablante al emitir un mensaje (criterio semántico):

*Enunciativas: comunican que algo sucede, ha sucedido o sucederá. Pueden ser afirmativas o negativas.

*Interrogativas: solicitan una información del oyente. Las interrogativas se clasifican a su vez en: Totales y parciales
      Totales: requieren información acerca de todo el mensaje
      Parciales: preguntan sólo por un elemento de la oración
*Directas e indirectas
      Directas: son oraciones independientes. Llevan signos de interrogación.
     Indirectas: constituyen la proposición subordinada de un tipo de oración compleja. No llevan signos de interrogación.
*Imperativas: expresan una orden o ruego.
*Dubitativas: expresan duda o probabilidad.
*Desiderativas: expresan un deseo.
*Exclamativa: expresan afectividad, manifiestan una emoción.

b. Según la estructura (criterio sintáctico):

b.1 del predicado
*Atributivas: Cuando el verbo es ser o estar (PN). En este caso, el verbo no tiene significado; se limita a unir dos núcleos que sí lo tienen. El núcleo del predicado lo constituye el atributo, es decir, lo que decimos del sujeto. También existen oraciones atributivas sin verbo.
Nota: Los verbos ser y estar pueden ser predicativos, es decir, tener significado propio. Ej.: "Dios es (existe)"; "estoy en Londres" (= estar localizado, vivir).

*Predicativas: Cuando se construyen con un verbo predicativo que constituye el núcleo del predicado. A su vez se dividen en:
    Activas: El verbo se expresa en voz activa. Se clasifican en:
    Transitivas: Tienen CD expreso.
     Intransitivas: No llevan CD. 
    Recíprocas: Poseen al menos dos sujetos o sujeto en plural que realizan la misma acción, de forma que cada uno de ellos recibe la acción realizada por el contrario. Ej.: "Andrés y Ana se adoran". 
     Reflexivas: Son aquellas en las que la acción que realiza el sujeto recae sobre sí mismo. Es necesaria la presencia del pronombre reflexivo en la misma persona que el sujeto (Yo me, tú te...). Se dividen a la función que desempeña el pronombre reflexivo. Así en "Ana se lava" (reflexiva directa: se = CD), mientras en "Ana se lava la cara (reflexiva indirecta: se = CI y la cara = CD)-

b.2 de la oración:
    Impersonales: Carecen de sujeto. Se construyen con verbos que expresan fenómenos atmosféricos, con el pronombre SE, con verbos en 3ª persona singular. Ej.: "Nieva", "se dice"
Así como determinados usos del verbo hacer o ser .
    Pasivas: El verbo se expresa en voz pasiva. El sujeto formal no realiza la acción verbal, sino que la recibe. La acción verbal la realiza el Complemento Agente que lleva la preposición POR y raras veces DE. Las oraciones pasivas suponen una transformación de una oración activa transitiva. Se dividen, a su vez, en
           Pasiva analítica: verbo ser conjugado + participio. Ej.: “Los sacos fueron llevados a la sala”
      Pasiva refleja: con se + verbo en activa + Sujeto Paciente. Ej.: "Se celebraron elecciones", "se venden revistas"

 c. Según la entonación (criterio fónico:

 *Enunciativas
 *Exclamativas
 *Interrogativas totales
 *Interrogativas parciales


Oración simple oración compleja:

Llamamos oración simple a la que está formada por un sintagma nominal en función de sujeto y un sintagma verbal en función de predicado. Ej.: María estudia la lección.
Llamamos oración compleja a aquellas que constan de dos o más proposiciones.
a. Coordinación
No hay relación de dependencia entra las proposiciones, aunque la unión de éstas produce un significado superior. Ej.: Unos cantaban, otros daban palmas y allí todos lo pasaban bien. Las proposiciones coordinadas constituyen oraciones compuestas.

b. Subordinación
Esto es, aquellas en que la proposición subordinada desempeña una función dentro de la proposición principal.
Ej.: Estoy harto de que chilles tanto. (Oración compleja)

c. Yuxtaposición
 No aparecen nexos de unión, aunque con las proposiciones guardan una relación de significado.  Y puede con frecuencia saberse si equivalen semánticamente a proposiciones coordinadas o subordinadas y de qué tipo. Ej.: "Llegué, vi, vencí".

viernes, 15 de diciembre de 2017

Los plurales más complicadillos de los sustantivos

Sustantivos y adjetivos terminados en -i o en -u tónicas. 
1.-Admiten generalmente dos formas de plural, una con -es y otra con -s, aunque en la lengua culta suele preferirse la primera: bisturíes o bisturís, carmesíes o carmesís, tisúes o tisús, tabúes o tabús.
2.-En los gentilicios, aunque no se consideran incorrectos los plurales en -s, se utilizan casi exclusivamente en la lengua culta los plurales en -es: israelíes, marroquíes, hindúes, bantúes.
3.-Por otra parte, hay voces, generalmente las procedentes de otras lenguas o las que pertenecen a registros coloquiales o populares, que solo forman el plural con -s: gachís, pirulís, popurrís, champús, menús, tutús, vermús.
4.-El plural del adverbio sí, cuando funciona como sustantivo, es síes, a diferencia de lo que ocurre con la nota musical si, cuyo plural es sis.
5.-Son vulgares los plurales terminados en -ses, como gachises.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Bienvenidos al curso 2017-18

FELIZ Y PRÓSPERO CURSO 2017-18


Id echando un vistazo a esto:

2º de Bach: AQUÍ
1º  de ESO AQUÍ
4º DE ESO AQUÍ
               

domingo, 23 de abril de 2017

Algunos textos vanguardistas del 27

FUTURISMO

Madrigal a un billete de tranvía

Adonde el viento, impávido, subleva
torres de luz contra la sangre mía,
tú, billete, flor nueva,
cortada en los balcones del tranvía.

Huyes, directa, rectamente liso,
en tu pétalo un nombre y un encuentro
latentes, a ese centro
cerrado y por cortar del compromiso.

Y no arde en ti la rosa, ni en ti priva
el finado clavel, si la violeta
contemporánea, viva,
del libro que viaja en la chaqueta.

     (Rafael Alberti)


35 BUJÍAS
Sí, cuando quiera yo
la soltaré. Está presa
aquí arriba, invisible.
Yo la veo en su claro
5- castillo de cristal, y la vigilan
-cien mil lanzas- los rayos
-cien mil rayos- del sol. Pero de noche,
cerradas las ventanas
para que no la vean
-guiñadoras espías- las estrellas,
la soltaré (Apretar un botón.).
Caerá toda de arriba
a besarme, a envolverme
de bendición, de claro, de amor, pura.
15-En el cuarto ella y yo no más, amantes
eternos, ella mi iluminadora
musa dócil en contra
de secretos en masa de la noche
-afuera-
20-descifraremos formas leves, signos,
perseguidos en mares de blancura
por mí, por ella, artificial princesa,
amada eléctrica.
(Pedro Salinas)



SURREALISMO

 La aurora de Nueva York


La aurora de Nueva York tiene
cuatro columnas de cieno
y un huracán de negras palomas
que chapotean las aguas podridas.

La aurora de Nueva York gime
por las inmensas escaleras
buscando entre las aristas
nardos de angustia dibujada.

La aurora llega y nadie la recibe en su boca
porque allí no hay mañana ni esperanza posible:
a veces las monedas en enjambres furiosos
taladran y devoran abandonados niños.

Los primeros que salen comprenden con sus huesos
que no habrá paraísos ni amores deshojados;
saben que van al cieno de números y leyes,
a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.

La luz es sepultada por cadenas y ruidos
en impúdico reto de ciencia sin raíces.
por los barrios hay gentes que vacilan insomnes
como recién salidas de un naufragio de sangre.